Estoy lleno de ti

Jul 2, 2023 | Uncategorized | 0 Comentarios

“Estoy lleno de ti “Tiempos de duelo, de soltar, de ser más conscientes de que la muerte es un escenario tangible, palpable, cercano.

Ahora sucede que nos tiene bastante impactados una realidad que vemos día a día como una “noticia” en redes sociales, alguien conocido, amigo o desconocido que publica la despedida de un ser querido, o alguien con fama del mundo del espectáculo…todos los días, mañana, tarde y noche MUERTE.

Una persona me preguntaba el otro día ¿es que hoy hay más personas que mueren? Todos los días leemos de alguien que partió por COVID 19 o por otras causas, aunque hoy parece ser todo lo mismo. No podría dar esa respuesta de forma certera porque no hago estadística, lo que desde mi opinión sucede, es que la interconectividad es una realidad presente en nuestras vidas. Todo o casi todo lo que se vive, se publica con inmediatez. Aplicadictos. Entonces no es que muera más gente, el tema es que nos enteramos más rápido. Me está preocupando el “como “nos estamos enterando y “como viene” ese proceso de tener que elaborar el escenario de la perdida en estos contextos, así “raros”, medios confusos.

Creo que falta INTIMIDAD para poder procesar el dolor. En estos momentos del mundo, estamos muy pegados a los aparatos y al abrir una pantalla leemos una noticia detrás de otra, noticias con distintos tipos de contenido, tonalidad, e intención, y como se dice por estos lares todo es “pan con mango”.

Y hay que estar a la altura del contenido para poder ordenar nuestra cabecita, porque todo está mezclado por ejemplo: ropa, medias, cobertores, cocina rápida, música, poemas, muerte, enfermedad , pantuflas , audífonos , niños divas , política , arte , poemas , abusos , y ETC ETC ETC…como en el cine de antes que pasaba el vendedor y decía “ churros , chocolates , caramelos , gaseosas …pochoclos” y uno sentado viendo la pantalla de la vida …pasar . Todo mezclado. Es abrumador.

Qué bueno es recordarnos en nuestra máxima expresión “la libertad”. Qué bueno ES poder elegir. En este tiempo he visto la decadencia y la elevación, escribo, aporto y colaboro en temas que puedo humildemente decir algo, favorecer espacios saludables, re –orientar algunos contenidos, pero a veces la velocidad con la que circulan las “novedades” que parecen verdades están dejando de lado a lo verdaderamente importante. Lo que confunde ENFERMA, y tenemos que hacer un esfuerzo para poder ordenarnos y poner un poco de luz o claridad a tanta INFORMACIÓN, yo sugiero tener una disciplina interna que pueda ir paso a paso y poco a poco.

¿Cómo elaborar las pérdidas que estamos viviendo en un contexto donde reina un caos general? Este es el contenido que deseo aportar, pero antes propuse el contexto para darnos cuenta que las pérdidas se elaboran también dentro de un contexto social, a eso se le llama luto, el duelo es lo que la persona en su individualidad vive, el luto es lo que hace la sociedad en relación a la muerte ( por ejemplo fue muy valioso como ritual la misa celebrada en la Catedral de Lima con las fotos de todas las personas fallecidas ) eso queda en la memoria colectiva , en la memoria que nos va a permitir recordar como sociedad , y a la familia como comunidad , que todos esos seres pasaron por el mundo , y que cada uno ha dejado algo , una obra , un legado , “algo” o también “alguien” .

Ritualizar implica que la persona que partió QUEDE VIVA, y nosotros los que quedamos VIVOS somos los encargados de expresar que este ser VIVIÓ, ¡ESTUVO AQUÍ! ¡SE MANIFESTÓ, EXISTIÓ! La experiencia que podría resultarnos más angustiante es saber que nadie en este mundo NADIE haya visto con buenos ojos el paso nuestro por la vida, hasta el perverso más perverso, tiene ese deseo o anhelo oculto quizás debajo de toda una manifestación enferma o patológica, de que su vida, haya tenido sentido.

En la época de las pantallas, sería muy interesante que los creadores de tantas plataformas, pudieran segmentar, ordenar, el contenido, para colaborar en este contexto, incluso nosotros los que “publicamos” en muros virtuales, que esos muros puedan transmitir contenido que aporte. Ahora es importante recordar que lo INTIMO lo que lleva proceso de reflexión, lagrima, dolor, no sea ventilado como una noticia mas.

Volvamos a la caminata, al banco de la plaza (con mascarilla) , al librito de la oración, al rosario, a la meditación contemplativa, a la velita encendida , a los silencios, al tiempo de “duelar”, sin fotos, sin selfies. Duelemos como se merece quien ya no está, “duelemos” con lagrima si se necesita, con toda la emoción que se quiera manifestar. Hoy si tenemos la gracia de no estar despidiendo un ser amado, igualmente la humanidad está de luto, así que pongámonos a la altura de las circunstancias. No seamos indiferentes, indolentes y perdamos la memoria, que, por perder la memoria, hemos caído en grandes calamidades. La memoria es fundamental en el proceso de elaboración de una perdida. Quienes hemos perdidos seres amados nos han abordado pensamientos muy angustiantes en forma de preguntas ¿y si olvidamos? ¿ y si olvidamos su voz , su rostro , su aroma? …esto es muy recurrente y todos los que hemos vivido perdidas, hemos pasado por estas preguntas, de la existencia y cuando digo de la existencia, es que son preguntas que no pueden ser respondidas por nadie mas que por la vida misma y el paso del tiempo. En este proceso es en el que interviene la memoria. Y su doble vivencia: por un lado, queremos estar encerrados y absortos en los recuerdos para mantener vivo al ser que partió, y por otro lado a mas evocación más ausencia, más dolor. La memoria y el tiempo tienen esa característica, me quedo en el pasado, me aferro a lo que viví y así toda mi energía pasa a sostener el recuerdo, sin darme cuenta que me quedo sin energía para la propia vida. Ahí se inicia el proceso de duelo, cuando ya se dice al interior …, suelto. Cuando esta última gota de energía se dio al recuerdo (no al que partió, si no al recuerdo, a lo que se vivió) cuando uno se queda vacío de MI MISMO y también se da cuenta de que si se vacía de si mí mismo, no se va a poder ser el testigo sobreviviente de una vida valiosa ( la del ser que partió) solo así se inicia el nuevo camino para dejar de morir y empezar a vivir , después de la perdida.

El que sobre-vive a la partida de alguien, SOBRE Y VIVE, es la nueva misión y sentido. Lo dice la misma palabra SOBREVIVIR llenarse de recuerdos que llenen la vida, que sea esta nueva vida sin el otro, MOTOR Y MOTIVO. ¿Cómo echar de menos a alguien si después de darte cuenta que estas lleno de ese ser, sería muy difícil que olvides? Aun cuando llegues a una edad tardía, en la que en tu cabecita tengas recuerdos agolpados y confusos por la experiencia vital de la vejez, aun así el AMOR sostiene vivo a quien fue parte de tu caminar.

Mientras escribo esto, miro mi pizarra de corcho llena de fotos en blanco y negro, hay una en la que solo yo estoy viva, todos partieron, y los veo y siento sus presencias de una forma tan amorosa, no siento tristeza, porque me habitan, colman mi espacio vital. No me aferro al recuerdo porque no los busco, están. Fue un camino. No te mueras con tus muertos. Sobre – vívelos. Ahora como sociedad, estamos reprobados, y jalados, nos llevamos el curso. Es importante que podamos acompañar a todos los dolientes, estemos de luto también, acompañemos. Busquemos abrazar, estar, seamos más empáticos .

Asumiendo la muerte, volveremos la mirada a los trascendente, la vida se acomoda, nos abrimos a las leyes de la naturaleza , podemos ver a la misma naturaleza sin despojarla de su verdadero valor de uso ( utilitario) . Si hay una certeza es este encuentro inevitable, así que no le tengamos miedo . A lo que si debemos temer es a que nos encuentre, sin haber vivido a pleno, sin haber vivido con sentido. El verdadero miedo radica en que hayas estado en esta vida, desperdiciándola. A despertar porque estas lleno de VIDA .

Autor(a): Sandra Barbera

Autor(a): Sandra Barbera

Comentarios Recientes

No hay comentarios que mostrar.